SENADO DE LA NACIÓN

Obtuvo dictamen el proyecto de ley del Plan Argentina Innovadora 2030

SENADO DE LA NACIÓN Obtuvo dictamen el proyecto de ley del Plan Argentina Innovadora 2030

El proyecto de ley del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 (PNCTI-2030) titulado “Argentina Innovadora 2030” consiguió dictamen favorable esta tarde en la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Senadores de la Nación, encabezada por la Senadora Nacional y Presidenta de la Comisión, Silvina García Larraburu y el Senador Nacional y Vicepresidente de la Comisión, Víctor Zimmermann.

Durante la reunión expusieron el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; la Presidenta del CONICET, Ana Franchi; el Secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Diego Hurtado; la Subsecretaria de Evaluación, Gabriela Dranovsky; y la Directora del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), Laura Toledo, en representación del Presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano.

Filmus expresó su satisfacción por la aprobación del proyecto en la comisión y subrayó la importancia de que el Plan “sea sancionado como una ley para que se transforme en una política de Estado con acuerdo de todas las fuerzas políticas. El Plan ya fue discutido con las 24 jurisdicciones y con diferentes actores políticos, económicos, sociales y sindicales como la CGT, la CTA, la UIA y las universidades. Argentina Innovadora 2030 está asentado sobre 10 objetivos fundamentales para la ciencia en nuestro país donde, además, cada provincia integra al plan nacional su propio plan provincial con sus misiones y estrategias”.

Filmus mencionó algunos de los principales programas sobre los que se apoya el Plan: “Construir Ciencia”, orientado a la infraestructura; “Equipar Ciencia”, dirigido a dotar de equipamiento a los institutos; un fondo de 100 millones de pesos por cada jurisdicción para proyectos estratégicos definidos por cada provincia; y el Plan RAICES Federal, que busca generar las condiciones para arraigar a investigadoras e investigadores en las provincias.

El ministro señaló que “más del 85% de la Ciencia y la Tecnología está concentrada en la región central del país. En ningún otro tema hay tanta desigualdad como en este. Necesitamos más investigación y más tecnología en aquellos lugares donde se produce la materia prima, donde las y los jóvenes puedan tener el derecho de realizarse, de contar con institutos con infraestructura y equipamiento para poder tener un futuro en cualquier lugar del país”.

A su turno, Franchi destacó la importancia de tener un Plan “donde se fijan las prioridades para el desarrollo científico y tecnológico del país hasta el año 2030, teniendo en cuenta las problemáticas, que sea federal, la perspectiva de género, con muchos temas involucrados como educación, democracia, cambio climático, energías renovables, alimentación, entre otros tantos. Es muy importante que esta ley pueda salir por unanimidad, de manera de comprometer a los futuros gobiernos para que se continúe con una política de apoyo a la ciencia y tecnología, que sea una política de Estado, respaldada por la Ley de Financiamiento a la Ciencia, Tecnología e Innovación”.

Sobre el Plan 

El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 traza los 10 desafíos nacionales para la próxima década, los cuales son: erradicar la pobreza y reducir la desigualdad y la vulnerabilidad socioambiental; impulsar la bioeconomía y la biotecnología para potenciar las producciones regionales, alcanzar la soberanía alimentaria; contribuir al diseño de políticas para fortalecer la democracia y ampliar los derechos ciudadanos; construir una educación inclusiva y de calidad para el desarrollo nacional; lograr una salud accesible, equitativa y de calidad; desarrollar los sectores espacial, aeronáutico, de las telecomunicaciones y de la industria para la defensa; fortalecer la investigación marítima, la soberanía y el uso sostenible de los bienes del Mar Argentino; promover el desarrollo de la industria informática y de las tecnologías de la información para la innovación productiva y la inclusión digital; potenciar la transición al desarrollo sostenible, y fomentar y consolidar un sendero para la transición energética.

El Plan, que fue abordado desde perspectivas integradoras como el trabajo y empleo, la federalización, la perspectiva de género, la internacionalización, y la sostenibilidad, presenta las misiones y las estrategias I+D+i para cada desafío. Además, incluye las Agendas Territoriales Integradoras de Ciencia, Tecnología e Innovación (ATI-CTI) de cada región (Centro, Cuyo, NEA, NOA, Metropolitana).

Las ATI-CTI son un instrumento del Plan cuyo objetivo es favorecer la intervención de forma consistente con las especificidades territoriales de cada jurisdicción subnacional, sus capacidades y su potencial para innovar. Proporcionan un elemento ordenador para robustecer la planificación de acuerdo a plazos establecidos para el logro de resultados en el corto, mediano y largo plazo (2023-2030).

Por último, se encuentran las Agendas Transversales que se orientan a la Promoción General del Conocimiento; Tecnologías Aplicadas a la I+D+i; Ciencias Sociales y Humanas para el Desarrollo; Ciudadanía y Cultura Científica; Sostenibilidad; Perspectiva de género.