INTOLERANCIA E IRRESPONSABILIDAD

Mujer con sospecha de tener Coronavirus escupió a agentes policiales

INTOLERANCIA E IRRESPONSABILIDAD Mujer con sospecha de tener Coronavirus escupió a agentes policiales

Una mujer agredió y atentó ayer contra la salud de efectivos policiales que realizan los controles dispuestos en la ciudad para cuidar a la gente, tratando de evitar al máximo posible la circulación de personas ante la situación de pandemia Covid-19 y el estado de “transmisión comunitaria” del virus en que está calificada la ciudad.

Este hecho irresponsable y repudiable fue protagonizado por Laura Cecilia Onreyta, de 46 años, quien quedó imputada en un hecho por resistencia a la autoridad y además notificada de haber infringido el decreto por el cual se prohíbe la circulación de toda persona que no realice actividades consideradas esenciales y que no cuenten con un permiso especial para hacerlo.

Según lo informado por la Policía, a las 13.30 de ayer, en el control policial ubicado en la avenida San Martín y calle Córdoba, a cargo de efectivos de la Comisaría Tercera; se procedió a identificar a la conductora de un Citroën, Picasso, de color negro; para verificar si tenía la autorización correspondiente para poder circular.

Al serle consultada sobre el motivo de circulación en la vía pública, la mujer manifestó que salía de hacerse el hisopado dispuesto en el colectivo frente al Gimnasio Muriel, dado que hace cinco días se encuentra aislada por síntomas de Covid-19. Indicó que en ese momento se dirigía al banco a realizar un trámite.

Tras comunicación policial con la Fiscalía Federal, se ordenó que la mujer sea notificada de los alcances del Decreto Provincial de prohibición y retorne a su domicilio particular. Al anoticiarse de lo dispuesto por la Magistratura, Laura Cecilia Onreyta se mostró disconforme, descendiendo de su vehículo, efectuando agresiones verbales y escupiendo al personal policial; por lo cual fue reducida para disuadir su acción.

Ante la violenta reacción de la mujer se realizaron las comunicaciones pertinentes con el Ministerio Publico Fiscal, desde donde se ordenó instrumentar una causa por flagrancia, bajo la calificación del delito de atentado y resistencia a la autoridad e infracción al artículo 205 del Código Penal.

Los efectivos de la Policía realizaron las actuaciones de rigor, procediendo a trasladar a Onreyta hasta su domicilio particular donde deberá cumplir el resto del periodo de aislamiento preventivo social y obligatorio.

Luego de finalizadas las actuaciones ordenadas desde el Juzgado, se procedió a la desinfección de los efectivos que recibieron los escupitajos, como así también del móvil policial.