POLEMICA Y BOCHORNO

Melella forzó la aprobación del presupuesto a costas de un cuestionado Concejo

concejo tres

POLEMICA Y BOCHORNO Melella forzó la aprobación del presupuesto a costas de un cuestionado Concejo

El intendente Gustavo Melella forzó a sus Concejales aliados a aprobar el presupuesto, dejándolos en medio de una situación bochornosa. La oposición planteará la nulidad por irregular integración del cuerpo legislativo.

Este jueves, el Concejo Deliberante sumó una bochornosa página, al acceder a los caprichos del intendente Gustavo Melella, de tener aprobado el presupuesto con el aumento de impuestos a los vecinos y de esa manera evitar pagar el costo político de vetar la ordenanza por la cual se procedió a congelar el valor de la Unidad Fiscal.

Con la decisión de los concejales Verónica Gonzáles, Paulino Rossi y Miriam Mora, que se sentaron a sesionar, se procedió a la sanción del proyecto de presupuesto 2019, que establece la autorización en gastos por casi 3800 millones de pesos y una pauta del 24% de aumento en tasas e impuestos municipales.

Pero desde la oposición se planteará la nulidad de la sesión especial, porque consideran que estuvo mal integrado el Concejo, ya que Verónica González no estaba habilitada a ocupar la presidencia, porque debía estar a cargo del Ejecutivo Municipal, por ausencia de la concejal Eugenia Duré, quien estaba cumpliendo ese reemplazo porque Melella no está en Río Grande y, quien lo debe suceder, el presidente del Concejo, Alejandro Nogar, también estaba ausente.

Sucede que el jueves al mediodía, los Concejales que votaron el congelamiento de los impuestos, “pegaron el faltazo” para no permitir el tratamiento del proyecto de presupuesto y de esa forma esperar que el intendente Gustavo Melella cumpla con lo anunciado, de firmar el Decreto de Veto al proyecto que establecía mantener el valor actual de la Unidad Fiscal, en la suma de 11 pesos, para el año próximo.

La situación se tornó un bochorno, cuando en la Municipalidad, María Eugenia Duré se encontró con la ausencia de los Secretarios del gabinete del Intendente, para rubricar el Decreto de ausencia del Ejecutivo, lo cual resultaba clave para la legalidad del acto. De todas maneras, la edil del Frente para la Victoria comunicó su decisión de ausentarse y, de esa forma, proceder a comunicar que quien debía asumir al frente del Ejecutivo era Verónica González.

A pesar de todos estos vericuetos y andanadas políticas, finalmente los aliados de Melella se salieron con la suya y aprobaron el presupuesto. Decisión que fue criticada duramente por los concejales Laura Colazo y Raúl von der Thusen, entendiendo que se trató de una situación irregular que implica un golpe al bolsillo de los contribuyentes.

 

 

plssa_banner440x80-01