RIO GRANDE

La policía impidió que un trabajador ingrese a la planta de BGH

RIO GRANDE La policía impidió que un trabajador ingrese a la planta de BGH

Ocurrió anoche, cuando el operario considerado como caso sospechoso de COVID-19, se presentó con intenciones de que se cierre la planta fabril. La policía debió intervenir para persuadirlo y finalmente logró que se retire a su domicilio.

 

El miércoles en horas de la noche, personal policial fue convocado a la planta fabril de BGH, ante la presencia de un operario que se encuentra bajo control médico como caso sospechoso de Coronavirus.

En declaraciones a FM Masters, el Comisario Darío Rodríguez, señaló que el trabajador “se presentó con intenciones de que cierre la fábrica y desde la fábrica, el área de salud le dijo que si el consideraba que era positivo por el contacto que tuvo con otro caso sospechoso, tenía quedarse en su domicilio”.

“Esta persona, aún negativa de coronavirus, acudió a la fábrica e intentaba hacer cesar la producción. La fábrica está habilitada por el COE y tiene todos los elementos preventivos para seguir trabajando”

“Se habló con esta persona, se le explicó la situación hasta que accedió y se fue a cumplir la cuarentena preventiva a su domicilio

Desde que comenzó la flexibilización de la cuarentena, las autoridades recomiendan que ante la aparición de síntomas, es necesario que los pacientes se aíslen para evitar contagios.

«La conducta principal a tomar es llamar al 107 y aislarse en su domicilio. No concurrir a trabajar, ni participar de reuniones sociales o ir al supermercado», indicó ayer la Ministra de Salud de la provincia.

«Queremos recordar que si una persona presenta una emergencia, síntomas, dificultad para hablar por falta de aire o fiebre, debe solicitar una ambulancia», indicó la funcionaria, que explicó que «la conducta principal a tomar ante la presencia de síntomas es llamar al 107 y aislarse en su domicilio. No concurrir a trabajar ni participar de reuniones sociales o ir al supermercado». En el caso de las faltas al trabajo, resaltó que luego el Ministerio de Salud expedirá el correspondiente certificado. «Desde que se han diagnosticado 23 casos positivos en la ciudad de Río Grande y desde que se ha cambiado el caso sospechoso, las llamadas al 107 han aumentado muchísimo», sostuvo, y agregó: «El número de hisopados aumentó de forma exponencial, tenemos cuatro equipos que realizan esta tarea a domicilio», con profesionales que han llegado desde Ushuaia. Además, explicó que «el hisopado es una herramienta de diagnóstico, pero nosotros intentamos esperar a ver si el síntoma se mantiene o aumenta entre las 48 o las 72 horas después de su presencia».