JUICIO POR MALTRATOS A UN NIÑO

Jonathan Matías Quiroga deberá estar en la cárcel durante 13 años

acusado

JUICIO POR MALTRATOS A UN NIÑO Jonathan Matías Quiroga deberá estar en la cárcel durante 13 años

Jonathan Matías Quiroga fue declarado reincidente por segunda vez y se le unificó la condena en el cumplimiento de 13 años de cárcel por las torturas provocadas a un niño de cinco años. A la madre de la víctima le aplicaron 5 años de prisión.

El Tribunal de Juicio en lo Criminal emitió sentencia en el juicio oral y público en la causa por maltratos a un niño de 5 años, en un aberrante caso ocurrido en la ciudad de Ushuaia, en el barrio Obrero, donde una pareja lo sometía a verdaderas torturas, causándole lesiones de golpes con elementos contundentes y quemaduras. El sometimiento fue por un lapso mínimo de seis meses.

A Jonathan Matías Quiroga, el autor de las lesiones, se le aplicó la pena de 7 años de prisión, en tanto que a su pareja, Elizabeth Andrea Sáez, la condenaron a cumplir 5 años de cárcel. Ambos fueron encontrados responsables de los delitos por los que fueron llevados a juicio, el cual comenzó ayer y se dio por finalizado este martes, con alegatos y lectura del veredicto.

En la resolución del Tribunal, a Quiroga se la unificaron condenas anteriores y por ello deberá pasar 13 años en la cárcel, ya que pesa sobre el una sentencia del Tribunal de Juicio, por un delito de defraudación y otra condena que le aplicó el Juzgado Correccional de Ushuaia.

La parte resolutiva de la sentencia, leída por el presidente del Tribunal, indica:

-Condenando a Jonathan Matías Quiroga, a la pena de 7 años de prisión, como autor material y penalmente responsable del delito de lesiones graves calificadas por ensañamiento, reiteradas en un número indeterminado de ocasiones. Por lo shechos cometidos aproximadamente desde el mes de septiembre de 2016 y hasta el 5 de marzo de 2017.

-Unificando la pena, por la ya unificada de 6 años y ocho meses de prisión impuesta por el mismo Tribunal de fecha 18 de octubre de 2017, en una causa por defraudación y la de 4 años y 2 meses de prisión, por el Juzgado Correccional del distrito sur, en la pena única de 13 años de prisión.

-Declarando a Jonathan Matías Quiroga reincidente por segunda vez.

-Condenado a Elisabeth Andrea Sáez, a la pena de 5 años de prisión por el delito de abandono de persona, doblemente agravado por el vínculo y por grave daño causado a la víctima, por los hechos ocurrido entre septiembre de 2016 y el 5 de marzo de 2017; en perjuicio de su hijo de tan sólo cinco años de edad.

 

La acusación fiscal

En sus alegatos, previo a la condena, el representante del Ministerio Público Fiscal, doctor Eduardo Urquiza, describió todas las heridas que fueron certificadas en el cuerpo del niño, cuando ingresó al hospital local, luego de la denuncia que efectuara el abuelo materno ante la Policía.

Asimismo, hizo mención a la declaración testimonial de la hermana del niño de 5 años, quien en Cámara Gessel contó que había escondido el palo con el que le pegaban a su hermano para que el imputado no lo encontrara y de esa forma cesara la violencia.

“El imputado aumentó inhumanamente y de forma deliberada el sufrimiento del niño, provocándole fractura de cráneo, cefalohematoma, múltiples hematomas en cara, cabeza, espalda, muslo, abdomen, excoriaciones en tórax, entre otras lesiones, razón por la cual el niño llegó al examen médico llorando, debido al dolor”, resumió el Fiscal Urquiza.

También, dio cuenta del informe de la Licenciada Aracena, perito del Poder Judicial, quien en el encuentro que tuvo con el niño, lo notó “verborragico y tembloroso; evidentemente dolorido por las heridas que tenía en su cuerpo”, haciendo referencia como autor de ello, al imputado, quien “arrojó agua caliente en los pies, golpeó con cables, cigarrillos, y palos”.

Respecto de la madre del niño, el Fiscal Eduardo Urquiza, afirmó en su alegato que la mujer “abandonó a su suerte” al niño, y que siendo la progenitora, tenia dominio, poder y deber para frenar esa situación de violencia y nada hizo; sino que se mostró esquiva”.

plssa_banner440x80-01