EXPOSICION ANTE VECINOS DE LA ZONA

Gobierno explicó las deficiencias de la obra y sus posibles soluciones

EXPOSICION ANTE VECINOS DE LA ZONA Gobierno explicó las deficiencias de la obra y sus posibles soluciones

La ministra de Obras Públicas de la provincia, Gabriela Castillo, explicó las deficiencias que presenta la obra de sistema hídrico en la Laguna Seca y las posibles soluciones que se están analizando que llevará a replantear algunas condiciones que fueron volcadas en la licitación original del proyecto.

En contacto vía Zoom con vecinos de los barrios ubicados en la zona, Castillo explicó que la semana pasada, cuando ocurrió el nuevo problema de los voladeros de polvo en las zonas aledañas, producto de las altas temperaturas y los fuertes vientos reinantes; no tuvo su origen en la laguna en sí, sino en los montículos ubicados al costado de la ruta de circunvalación, los que se fueron acumulando durante el despeje de la calzada.

La funcionaria dijo que en el borde de la circunvalación hay montañas de sedimento que quedaron acumulados de lo que vino volando a lo largo del tiempo. “Hemos hablado con Vialidad Nacional y Provincial para la intervención en el lugar y se le ha dado participación a Ambiente de la Provincia para que determine dónde podríamos trasladar ese polvillo. Hay que levantarlo mojado y mezclarlo con otro tipo de suelo que evite que el polvillo se levante nuevamente”.

Castillo indicó que se ha encarado un trabajo articulado con el Ministerio de Producción y Ambiente a partir del cual se viene desarrollando un trabajo con Recursos Hídricos y Medioambiente. “Estamos determinando otras modificaciones para optimizar el rendimiento de la obra, que originalmente estaba pensada por recursos hídricos con mayor cantidad de vertederos que lo que obras públicas licitó finalmente en la gestión anterior”.

“Esto hace que hoy reformulemos esta ejecución de obra que ya hemos desarrollado para poder avanzar sobre una extensión y ampliarla, colocando otro vertedero para favorecer que cuando el agua llegue a la Laguna de los Cisnes pueda tener una distribución más rápida, porque es una extensión muy grande” dijo la titular de Obras Públicas.

Castillo explicó: “Además, la obra contratada prevé que la boca que está al lado del río de donde se toma el agua lo haga solo en momentos de pleamar, cuando el proyecto original planteaba un bombeo de  20 horas diarias, pero dado a que no se licitó de esa manera en el Gobierno anterior hoy estamos evaluando si es posible hacer una modificación técnica que nos permita ampliar la cantidad de horas de bombeo. Aún así pensamos una obra complementaria para que cuando el río llegue a un nivel adecuado automáticamente se prenda la bomba”.

En cuanto a la situación actual de la laguna de mayor extensión, Castillo informó: “estamos bombeando 8 horas diarias, 4 en cada pleamar. Esto quiere decir que parte de esos bombeos se están desarrollando a la madrugada. Tener un bombeo automático disminuiría a que haya personal prendiendo y apagando la bomba a la madrugada y esto es parte de otra etapa de obra que estamos diseñando, tanto la de la salida de los vertederos en la Laguna de los Cisnes como la de captación de agua en el borde del río y el proceso de automatización”.