EN MALVINAS

Esperan finalizar el retiro de minas durante este año

tapa minas

EN MALVINAS Esperan finalizar el retiro de minas durante este año

Profesionales expertos en la remoción de minas terrestres oriundos de Zimbabwe, trabajan en Malvinas para terminar de retirar del campo las 25.000 minas terrestres instaladas durante el conflicto bélico de 1982.

La enorme tarea de eliminar todas esas minas está programada para completarse en 2020, gracias en gran parte a los desminadores de Zimbabwe que además de los peligros de su trabajo, enfrentan cotidianamente los prejuicios de los kelpers, según relata una nota publicada por el sitio canadiense CBC News.

En muchas zonas de conflicto, la gente local está entrenada para remover minas terrestres, pero eso nunca sucedió en las Malvinas. Hay poco desempleo y los locales no mostraron mucho interés.

En las islas, se colocaron 25 mil explosivos, entre minas antipersonales y anti vehículo. Fue para defender lugares estratégicos y posiciones de infantería. En total, se detectaron 122 campos minados y diez áreas sospechosas. Algunos de ellos fueron limpiados en 1992. Pero los récords fueron mal asentados, por lo que los mapas que hicieron los soldados argentinos resultaron muy útiles para volver sobre estos terrenos.

La mayor parte de las minas eran de Fabricaciones Militares de la Argentina. Pero también había de España e Italia.

Hoy en día, los pingüinos que encontraron refugio en un campo minado pueden verse amenazados por la campaña de desminado, lo cual representa un desafío ambiental también ya que no se puede perturbar mucho. Hay que esperar que las aves migren para poder acceder a ella.

En Zimbabwe tienen experiencia en desminado porque durante la lucha por la independencia en la década de 1970, cuando el país todavía era conocido como Rhodesia, se colocó un cinturón de minas terrestres a lo largo de sus fronteras. Como resultado, Zimbabwe desarrolló un cuadro de desminadores altamente calificados y han viajado a zonas de conflicto en todo el mundo, incluidos Mozambique, Angola, RDC, Sudán, Somalia, Irak, Afganistán, Sri Lanka, Kosovo y Líbano.

Algunos de estos trabajadores que llegan a Malvinas para realizar ese trabajo terminan quedándose. Es el caso de Shupi Chipunza, quien tras participar de las tareas de desminado, trajo a su familia (esposa y tres hijos) y se dedicó a colocar alfombras. Tienen los mismos derechos que un nativo.

 

plssa_banner440x80-01