JUICIO POR EL ASESINATO DE JUAN CARLOS LUCENA

Con nuevas pruebas se cae la coartada de los dos acusados

lucena juicio

JUICIO POR EL ASESINATO DE JUAN CARLOS LUCENA Con nuevas pruebas se cae la coartada de los dos acusados

El perito forense del Poder Judicial, Mariano Ripoli, consideró “poco creible” que los acusados Facundo Mancilla y Javier Eduardo Acosta padecieran de un cuadro de amnesia que les imposibilitara recordar las circunstancias en la que acabaron con la vida del jubilado municipal Juan Carlos Lucena.

Ripoli fue uno de los últimos testigos citados en las audiencias del juicio oral y público contra Mancilla y Acosta. Una vez concluido su testimonio, el Tribunal de Juicio en lo Criminal resolvió hacer un cuarto intermedio para disponer que el martes de la semana próxima se reanude el proceso, para escuchar los alegatos de las partes.

En su testimonio, el perito Mariano Ripoli confirmó lo que en la instucción de la causa informó el perito psiquiatra, licenciado Pérez Artazo, respecto a la imputabilidad de los dos jóvenes que están acusados como co autores del homicidio de Lucena, hecho sucedido el pasado 20 de enero, en uno de los patios del barrio Textil.

Al declarar Ripoli dijo que “el cuadro de amnesia me parece poco creíble, más como está presentado”, en referencia a los dichos de los dos imputados, que indicaron ante el Tribunal que el día del hecho habían ingerido bebidas alcohólicas que mezclaron con pastillas de Alplax y que estaban tan intoxicados que no podían recordar nada de lo ocurrido.

De esta forma, con el informe previo de Pérez Artazo, más la declaración del perito Ripoli, se establece poco probable que prospere la posición del defensor oficial Gustavo Ariznabarreta, quien pretende establecer que tanto Mancilla como Acosta podrían ser considerados inimputables, por no comprender la criminalidad de sus actos.

El testimonio del forense de ésta forma respalda la posición de la fiscal de la causa, doctor Verónica Marchisio, quien en sus alegatos sostendrá la acusación por la cual pidió la elevación de la causa a juicio que es el delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y criminis cause (se agrava el homicidio cuando se comete para servir a la ejecución de otro delito).

Sobre la responsabilidad de cada uno, la fiscal sostiene que tienen el mismo grado de participación, por lo tanto son co autores ya que “obraron bajo un plan criminal común distribuyendo funciones indispensables para concretar el resultado buscado”.

 

plssa_banner440x80-01